sábado, 7 de marzo de 2009

Día de la mujer trabajadora: Aspasia de Mileto.

En vísperas del Día internacional de la mujer trabajadora quien más quien menos andará buscando en la historia ejemplos de mujeres independientes, audaces, valerosas...Una vez más los de clásicas podemos apostar nuestro granito de arena pues la Antigüedad nos ha legado una buena nómina de mujeres que bien merecen entrar en esa categoría. Pero para los de griego, en concreto, es difícil encontrar mejor ejemplo para recordar en día tan señalado que el de la ilustre Aspasia de Mileto. A continuación presento un brevísimo perfil que creo resume bien las razones que convierten a Aspasia en una mujer digna de ser recordada a estas alturas del siglo XXI y, sobre todo, en vísperas de celebrar un "Día de la mujer trabajadora" que pretende ser homenaje a las mujeres que han luchado y siguen luchando para que se le reconozca una igualdad que todavía en ciertos ámbitos se les niega.

  • Una intelectual: la mujer en Grecia no tenía acceso a la educación; por eso la figura de Aspasia de Mileto, una mujer culta, brillante, capaz de hablar de filosofía en un tiempo en el que la cultura era "cosa de hombres" sigue brillando con luz propia. Aspasia fue la segunda mujer de Pericles, el gran político ateniense del siglo V, quien la amaba profundamente (hecho excepcional en la época).

  • El feminismo socrático: casi todos los intelectuales griegos eran tremendamente misóginos; la cultura griega lo es. Sócrates fue la excepción. Una vez más se enfrentó a su tiempo para afirmar: "la naturaleza femenina no es naturalmente inferior a la del hombre". Y Sócrates admiró a Aspasia, de la que alabó sus ideas y su sabiduría.

  • Una mujer odiada: por ser la excepción a la regla, por ir a contracorriente, por sus ideas demasiado avanzadas (paridad de sexos...), Aspasia fue una mujer muy odiada en la Atenas de su tiempo. De ahí que de ella se dijeran cosas infamantes, como que era una hetera o que favorecía las evasiones sexuales de Pericles, organizando sus encuentros con jóvenes y muchachas agradables.

  • El final: la acusación de "impiedad" fue la manera de deshacerse de esta mujer brillante y (por ello) incómoda. La misma acusación también sirvió para quitar de en medio a Sócrates, Anaxágoras...Era el precio a pagar por la brillantez en una Atenas que a veces sorprende en el peor sentido.

Nota bene.- No todo tiempo pasado fue mejor.

4 comentarios:

Graciela dijo...

É curioso, hai uns días lin, lembrando a mulleres extraordinarias en contextos tradicionalmente dominados por homes,que Amenábar, está rodando unha película sobre Hipatia de Alexandría, dramatizada pero baseada nos feitos reais, ou iso di; astrónoma, matemática, profesora...casada e virxe ate a súa morte tamén en circunstancias lamentables, hai algúns séculos de diferencia entre esta e Aspasia, viviu no S.IV a.C e nun contexto cultural e xeográfico diferente, pero pareceume interesante.

Como lle dixen a Mari,que me animou a escribir(case obrigou)tamén sigo o teu blog aínda que non escriba,que aprendo con vós.

Graciela dijo...

..quixen dicir S.IV d.C

Daniel Lagoa Martínez dijo...

Hola, Gra. Un pracer descubrir que tamén ti fas un oquiño no teu tempo para seguir este pequeno e humilde blog. Os teus comentarios son ben recibidos: estou seguro de que enriquecerán e moitos este novo punto de encontro. Un saúdo.

Susana Losada dijo...

Non podo resistirme a ler calquera cousa realcionada con Aspasia, creo que o noso blog co seu nome é unha xusta homenaxe. Facía tempo que non visitaba este blog e agora topo con agradables sorpresas.